Ropa para navidad

Vestidos para compromisos navideños

Empieza diciembre y en un abrir y cerrar de ojos nos plantamos ya en medio de las fiestas navideñas y todo el espíritu que desprenden. Es una época del año en que se nos juntan muchos compromisos para los que no vale ponerse cualquier cosa. Que si la comida con los amigos, la cena de empresa, pasar la Nochebuena y Navidad en familia, el fiestón de Nochevieja… Necesitamos el look adecuado para cada ocasión. A continuación os contamos algunas propuestas que quizá os sirvan de ayuda.

Cenas de empresa y reencuentros de carácter más formal: Para estas ocasiones suele ser necesario un outfit con el toque justo de seriedad pero sin ser muy rígido o aburrido. Un vestido de tubo, en color granate o bicolor sería ideal. También una falda de lápiz negra ajustada con camisa semitransparente puede dar un toque sexy sin ser vulgar. Otra opción son los pantalones, con unos de corte recto combinados con stilettos y camisa con lazada estarás perfecta. Tampoco hay que descartar un femenino traje pantalón o un favorecedor jumpsuit.

Nochebuena y Navidad: Aquí dependerá del tipo de compromiso al que tengáis que acudir. Si os soléis poner de punta en blanco, los clásicos vestidos con peplum pueden ser la solución, también una falda midi con jersey de canalé. Si buscas algo un poco menos tradicional, enfúndate una falda de cuero o arriésgate con una de tul.

Fiesta de Nochevieja: Saca toda la artillería pesada, en este caso la apuesta segura es un LBD (Little Black Dress). Es fácil de combinar y los hay en mil modelos distintos: con plumetti, encaje, plumas, transparencias, terciopelo, pailletes… Si lo tuyo es algo más sobrio, opta por un modelo liso en corte skater, de tubo o recto y combinarlo con accesorios que marquen tu estilo y le den color.Si no os convence, el glitter es una alternativa muy eficaz. Dale vida a tu look con una prenda brillante en dorado, plateado, granate o verde aceituna. Procura que el resto de prendas sean de un color neutro, a poder ser negro y/o blanco.

A todo esto, no olvidéis vestiros acorde a vuestro tipo de cuerpo, respetando vuestro estilo y en coherencia con el dresscode que marque el evento. Lo fundamental es estar a gusto con una misma y que no nos sintamos disfrazadas, incómodas o fuera de sitio.