Camisero

Vestido Camisero

Si hablamos de prendas versátiles y, concretamente, de vestidos, sin duda éste es un must. El vestido camisero no solo es tremendamente cómodo, sino que además es fácil de combinar, vale para cualquier hora del día y favorece a todo tipo de cuerpo. Para que nos entendamos, llamamos vestidos camiseros a esos que tienen el patrón parecido a una camisa. Hay opciones más o menos largas y más o menos entalladas, de manga corta o de manga larga, en distintas telas, colores y estampados. Pero el denominador común es que queden un poco holgados y lleven esos cuellos y botonaduras típicos de las camisas.

Keira-knightley

Keira Knightley con vestido camisero

De primeras, lo catalogaríamos como un vestido de primavera-verano, puesto que suelen ser de telas ligeras y, por lo general, son prendas frescas. Además quedan ideales con sandalias y en outfits coloridos y estampados. No obstante, se pueden vestir todo el año, puesto que se han hecho adaptaciones en telas más gruesas y existe la opción de combinarlo con medias tupidas, leggins y también con pantalones.

Vestido camisero

Alexa Chung vestido camisero

Lo bueno que tienen este tipo de vestidos, es que, escogiendo un modelo neutro, te puede servir para cualquier ocasión. Con un largo de falda midi o por las rodillas y en un color plano como el azul marino o el burdeos (elegantes y muy socorridos), puede ser nuestro aliado perfecto para ocasiones especiales y eventos más formales. Con unos peep toes, unas sandalias de tacón o unos stilettos, consigues un toque extra de sofisticación.

Eva Mendes vestido rojo

Eva Mendes con vestido camisero

Aunque también es cierto que algunos están más pensados para un uso informal. No nos serviría para una cena o ceremonia un vestido camisero denim cortito con unas flats. En cambio, es un look perfecto para salir a pasear una tarde de verano. Incluso con un pantalón negro pitillo y un cinturón fino se puede adaptar el outfit para la oficina.

Vestidos de mujer

Vanessa Hudgens con vestido camisero

Tanto corto como largo, su sencillez lo hace apto para lucirlo con accesorios llamativos como sombreros de ala ancha y gafas vintage, con bailarinas o con botines. La versatilidad del vestido camisero, nos permite pasar de uniforme de oficina a tomar unas copas con un simple cambio de zapatos o de accesorios. Eso sí, mucho cuidado con los accesorios y con sobrecargar el look, en especial si el vestido lleva un estampado llamativo. En ese caso, la naturalidad y la simplicidad son la clave.

Miranda Kerr streetstyle

Miranda Kerr vestido camisero

Como decíamos al principio, al ser un poco holgado, permite disimular barriguita y con un cinturón más o menos ajustado, podemos marcar cintura. También va bien para aquellas chicas con poco busto porque crea volumen en la parte del pecho.